El cashmere es una fibra natural delicada, así que necesita un cuidado especial. Es importante lavar su jersey después de llevarlo 2 o 3 veces, ya que así sus fibras se compactan al mojarse y se vuelve más resistente.

Esto también ayuda a que el “pilling” causado por la fricción sea menor. Recomendamos el lavado a mano con poco jabón. También se puede lavar a máquina a temperatura baja (30) y pocas revoluciones (400 rpm).

Se secará plano para que no pierda sus formas. Ah! El cashmere al ser un tejido suave no le gusta el suavizante.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de navegación.